tinto dulce al fresco


Vino tinto suavemente dulce elaborado con uva de la variedad syrah. Para su elaboración la uva sobremadura ligeramente en cepa, hasta alcanzar una madurez óptima, necesaria para obtener un vino de naturaleza dulce y de elevada expresión aromática, tanto en intensidad como en complejidad

Geografía
Uva cultivada en Teba, zona de sierras al norte de Málaga, en las bodegas Niño de la Salina, con una altura de 510 metros. A pesar de estar a sólo 90 km de la Costa del Sol, el clima es típicamente continental. De inviernos fríos, que favorecen el reposo de la vid y veranos de calor y altas horas de sol, y noches frescas que favorecen la buena maduración de la uva, en excelentes condiciones de salud. El suelo es de naturaleza franco arenoso con textura gruesa.

Vendimia: Uva sobremadurada en cepa. Recolección manual, en cajas individuales de 10-12 kg.

Elaboración
Maceración prefermentativa en frío y fermentación controlada a baja temperatura en depósito de acero inoxidable.
Fermentación lenta, para conseguir la máxima concentración de aromas.

Visual
Limpio y brillante, con una capa media que mezcla rojo frambuesa, con reflejos violetas y púrpuras. En conjunto destaca la frescura y juventud de un vino elegante y seductor a la vista.

Nariz
Vino intenso, goloso y muy agradable. Destacan los frutos rojos (frambuesa y fresón), pero también fruta de hueso (albaricoque y ciruela). Todo acompañado por suaves toques florales y destellos lácticos. Unas características que lo convierten en un vino muy goloso y apetecible a la boca

En boca
De entrada dulce suave, con una acidez equilibrada que aporta frescor y armonía. Dejando un postgusto largo, afrutado y una sensación muy golosa. Una delicia para el paladar.

Gastronomía
Un vino muy fácil de beber, apto para tomar en aperitivos, entremeses, arroces y pescados, incluido sushi.
Se recomienda servir frío a Tª entre 6º y 8ºC